Blog sobre la sostenibilidad educativa

La importancia del impacto ambiental en los procesos de producción

Martes, 28 de enero de 2020

 

El 28 de enero, Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, también conocido como el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, no sólo contempla el cambio a combustibles más limpios, sino que quiere profundizar en las mejoras de los procesos de producción o en la evolución de las tendencias de consumo a través de la educación ambiental. Pero, ¿qué retos nos propone este año?

Retos para reducir el impacto ambiental

Como agentes activos dentro de la comunidad educativa, queremos hacer del alumnado un pilar principal en el cambio hacia sociedades más conscientes y responsables. Por eso, ahondar en la educación ambiental desde todas sus vertientes es imprescindible.

En este caso, vamos a profundizar en los retos que plantea este curso el replanteamiento de los procesos de producción, teniendo en cuenta que la elaboración de todos y cada uno de los productos que consumimos supone un impacto. Algo que desde los centros educativos queremos contrarrestar con concursos escolares como Hazlo Verde, en el que podéis participar para que la huella ambiental que dejen en el mundo los futuros adultos y adultas sea solamente positiva.

Repensar el futuro desde la economía circular y el ecodiseño

El principal reto que se plantea es hacer del proceso de producción un camino responsable y sostenible. ¿Cómo? A través de un concepto que os explicamos en los materiales del concurso escolar, la economía circular. Esta contempla, dentro de su visión integral, todas las fases de desarrollo de cualquier producto: desde la creación de un producto hasta su eliminación, pasando por los recursos, los residuos, la energía necesaria… todo ello con un punto de vista racional y eficiente, optimizándolas.

El ecodiseño es otro de los conceptos clave que nos llevarán a frenar el cambio climático, que está presente en varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y se desarrolla en el ODS 12, producción y consumo responsables. Los productos pueden ser diseñados para ser sostenibles si se reflexiona realmente en la mejora de las distintas fases que intervienen, con un impacto positivo sobre el entorno. Para ello, se involucran todos los agentes que intervienen en su desarrollo: desde los proveedores, fabricantes y distribuidores, pasando por los comercializadores y consumidores, así como la administración pública.

Algo que desde el aula podemos transmitir y trabajar con el alumnado. ¡Contar con el material necesario para desarrollar conceptos como estos en tu clase es muy sencillo! Participando en el concurso escolar Hazlo Verde podrás aplicar la innovación pedagógica y la educación ambiental a tu día a día en el aula. ¡Todos y todas sumamos en el movimiento por la sostenibilidad!

Anterior post Siguiente post