Blog sobre la sostenibilidad educativa

Eficiencia energética en el hogar: ahorra a lo grande con pequeños cambios

Jueves, 16 de mayo de 2024

 

Según la ONU el consumo de energía es responsable de la emisión de alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y una de las principales causas del cambio climático.  Por ello, una de las metas del ODS 7 (Energía asequible y no contaminante), es duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética de aquí a 2030.

La eficiencia energética en nuestros hogares no solo beneficia al medioambiente, sino que también puede suponer un ahorro significativo en nuestras facturas. Desde pequeños cambios hasta inversiones en tecnología más avanzada, existen muchas opciones para convertir nuestra casa en un lugar más sostenible energéticamente y así conservar el confort cuando hay olas de calor o temporales de frío, fenómenos cada vez más frecuentes.

Lo primero que deberíamos hacer es evaluar nuestra casa para ver cuáles son las áreas de mejora. Podemos hacerlo por nuestra cuenta o con la ayuda de un profesional. Si necesitas un certificado energético, algo obligatorio a la hora de vender o alquilar una vivienda, tienes que contar con un técnico certificador competente, que lo emitirá después de hacer una inspección presencial de la vivienda. Además, este profesional deberá incluir recomendaciones concretas para mejorar la eficiencia de la vivienda.

En el caso de querer hacer las mejoras sin asistencia profesional, te mostramos las áreas más importantes a tener en cuenta:

  • Sellado y aislamiento

Un buen aislamiento es el primer paso para un hogar eficiente, ya que permite minimizar las necesidades de calefacción y aire acondicionado. El sellado de ventanas y puertas, junto con el aislamiento adecuado en paredes y techos, son fundamentales para mantener el confort térmico dentro de casa. Sin embargo, en España la mitad de las viviendas tienen un aislamiento deficiente, lo que puede suponer un gasto en climatización de hasta 1.000€ más al año.

El aislamiento es esencial para optimizar la envolvente térmica, es decir todos los elementos que constituyen la “piel” del edificio: fachadas (con sus puertas y ventanas), cubiertas y suelos en contacto con el terreno y entre otras zonas expuestas a la pérdida de calor; y pueden estar hechos con una gran variedad de materiales aislantes para ajustarse a todas las necesidades de una vivienda y a las distintas formas de instalación.

Si añadimos a nuestras ventanas toldos o estores conseguiremos combatir aún mejor el calor del sol o mejorar el aislamiento contra el frío.

  • Electrodomésticos

Cuando llega el momento de reemplazar electrodomésticos, optar por modelos energéticamente eficientes puede marcar una gran diferencia en el consumo de energía del hogar a largo plazo. Además, te recomendamos considerar el tamaño de los electrodomésticos en relación con las necesidades reales de tu hogar: un modelo más pequeño consume menos energía y además podrás ponerlo siempre lleno. 

  • Iluminación

La iluminación representa una parte significativa del consumo de energía en muchos hogares, por lo que reemplazar nuestras antiguas bombillas por luces LED puede reducirlo drásticamente. Entre sus muchas ventajas encontramos respeto por el medioambiente, una larga vida útil, encendido instantáneo y calidad de luz.

Además, aunque todas las led consumen poco en comparación con las antiguas incandescentes o halógenas, algunas son más eficientes que otras: una de clase A puede consumir un 60% menos que una equivalente de clase F.

Por otro lado, en el exterior se puede aprovechar la energía solar para disponer de iluminación gratis y respetuosa con el planeta. Puedes colocar tus apliques, farolas o balizas led solares donde necesites, sin necesidad de cableado. Se cargan de día y se encienden cuando anochece.

  • Tecnología para el ahorro

La tecnología inteligente ha revolucionado la forma en que gestionamos nuestros hogares, y la eficiencia energética no es una excepción. Los medidores de consumo pueden aprender los patrones de uso y ajustar automáticamente la temperatura para maximizar el ahorro de energía. Del mismo modo, los enchufes y termostatos inteligentes, pueden ayudar a controlar el consumo de energía. Además, ¡te hacen la vida más fácil!

Como hemos visto, existen muchas áreas en las que podemos optimizar la eficiencia energética de nuestros hogares.

Para todo aquel que quiera profundizar sobre el tema, en Leroy Merlin hemos preparado una guía muy útil y completa que puedes descargar de manera totalmente gratuita aquí: https://www.leroymerlin.es/catalogos/guia-eficiencia/index.htm

Consúltala para tener toda la información, ¡ahora más que nunca un hogar sostenible está en tus manos! 

 

Post anterior Post siguiente